Auto cuidado Abhyanga                                                                                                                          Tridoshica: favorece el equilibrio de los 3 doshas

Los tejidos corporales se distribuyen en siete capas (dathus) y las capas más profundas se activan con el masaje.

El abhyanga es un procedimiento de oleación y es una de las más  populares. Ayuda a relajar los músculos, a calmar las tensiones, a facilitar el sueño, a eliminar toxinas de la piel y a aumentar la vitalidad, nutriendo y rejuveneciendo todo tu cuerpo.

Sirve principalmente para apaciguar el dosha vata, que es el dosha más predispuesto al desequilibrio, independiente si tienes más pitta o kapha en tu constituición, pero dependiendo del aceite utilizado, ayuda a equilibrar los demás doshas.

El aceite más utilizado es el de de sésamo, que es tridoshico. Él ayuda a equilibrar y aportar hidratación al tejido, además de amenizar los desgastes de las articulaciones. Al mismo tiempo fortalece y desintoxica el cuerpo con acción humectante. Es altamente nutritivo: nutre las 7 capas de tejido y las 7 camadas de piel, calma las tensiones musculares. También puedes probar con otros tipos de aceites vegetales tales como linaza, jojoba, coco, semillas de uva y que siempre sean orgánicos y de primera prensión en frio.

El auto abhyanga puede ser practicada en cualquier momento del día, pero de preferencia por la mañana o después de una actividad física.

Este tipo de masaje es recomendado para personas que están sanas. Los casos principales contraindicados son para personas con agravamiento de kapha y con problemas digestivos, o sea, desequilibrios en el agni.

Qué utilizar

Utilizar aceite vegetal de calidad, ecológico y de primer prensado.

  • Kapha: sésamo, mostaza, linaza y maiz
  • Pitta: sésamo, coco, almendra y oliva
  • Vata: sésamo, almendra y oliva

Cómo proceder

  • Siempre, siempre, siempre calentar el aceite en baño maría.
  • Utilizar cantidad generosa de aceite.
  • Empieza desde la cabeza hacia los pies.
  • Movimientos largos y rítmicos en partes como los brazos y piernas y circulares y cortos en las articulaciones como hombros, codos, rodillas y cadera.

Consejos

Esperar mínimo 20 a 30 minutos y duchar sólo con agua y esponja vegetal sin jabón. No secarse frotando con la toalla.

Si necesitas más información, no dudes contactar conmigo.

En breve saldrá la tercera edición del taller “Relaciónate con tu fascia”, dónde podrás ampliar en mucho más esa información y también sobre el cuidado de la fascia.

Sigueme en instagram @keilladiasactivebow para estar al tanto de esta y otras novedades.